Saltar al contenido

Viernes Feliz y Bendecido

Señor, un nuevo viernes ha llegado y en este instante yo me acerco hasta Ti para darte gracias por permitirme la fortuna de ver y disfrutar de este amanecer y además por todas las cosas buenas que Tú haces en mi vida.

Gracias por tu apego, por tu provisión, por cuidar de mí, por cuidar de todos mis seres queridos y gracias por permanecer siempre a nuestro costado soportándonos en la afición y haciéndonos vencedores frente a cualquier dificultad.

 

Señor, en esta mañana deseo consagrarme a Ti con absoluta confianza. Por distinción bendice mi vida, la vida de mi clan, nuestra lozanía, nuestros trabajos y cada influencia que hoy debamos de realizar.

Te pido que este sea un día de paz y conquistas, por distinción dirige nuestro caminar, no dejes que nuestras esperanzas claudiquen frente a las tempestades, enséñanos a dejarlo en Dios e ilumina nuestras mentes para tener ideas fuertes que construyan estabilidad, bienestar y prosperidad.

 

Te suplico que nos cubras con tu túnica y que te lleves todo aquello que no sea bueno. Apártanos de todo mal y peligro, de las angustias, de los pleitos y de las tristezas; por distinción ayúdanos a liberar de toda carga innecesaria y haz que la luz de tu espíritu resplandezca en nuestras mentes y nuestros corazones.

Te pido además por todas las personas que hoy amanecen viviendo en medio de alguna gran falta, de la angustia o de la injusticia. Permite que una abundancia de esperanza y bendiciones sea derramada sobre el mundo y que las peticiones apremiantes de la humanidad puedan ser satisfechas en tu nombre.

 

Por distinción dame seso para mantenerme en el camino correcto, valencia para memorizar afrontar las dificultades, un corazón eminente que pueda galantear sin medida y un alma generosa que sepa la alegría de compartir y dar sin reparar.

Altísimo mío, en esta oración te pido además que multipliques el pan de cada día en los hogares del mundo, que bendigas a quienes atraviesan por alguna enfermedad, a los niños maltratados y a todos aquellos que hoy necesitan de Ti.

Altísimo mío, en tus manos encomiendo este nuevo viernes, por distinción despeja todas mis preocupaciones, ayúdame a comportarse un día atinado, productivo y haz que en mi vida florezcan tu protección, visión, propósito y seso, De acuerdo.